domingo, 18 de abril de 2010

IGUAL QUE EN CASA

Tía Alicia es soltera y un poco exagerada. Mamá me lleva a su casa cuando anda muy apurada, como pasó el viernes. Cuando me dejó con la tía me dijo:
–No me hagás quedar mal, comportate como en casa.
Eso es lo que hice.
Tía Alicia me abrazó y me besó:
-¡Cómo te extrañaba!
Corrí a prender el televisor, pero tía no sabía dónde había guardado el control remoto nuevo que se compró después de mi última visita. Entonces abrí el cajón donde guarda las golosinas, pero no encontré nada.
-¿Y los chocolates?
-No son para comer como galleta –dijo la tía.
-A mí la galleta no me gusta –le contesté.
-¿Vamos a jugar a las cartas?
-¡Ya lo hicimos la otra vez! Quiero regar las plantas.
La tía accedió a mi pedido. Tiene un hermoso jardín, adora las flores. Ella quiso que usara la regadera, pero a mí me gusta echar agua con la manguera. La convencí, pero estuvo todo el tiempo a mi lado:
-¡Cuidado Marcos que estás haciendo barro tirando agua siempre en el mismo lugar! ¡Cortaste una flor del Jazmín! ¡Te chocás la maceta! ¡Estás mojando la ropa del cordel…!
-Miiiaaauuu –se escuchó de la casa de al lado y la vecina gritó- ¡Señora Alicia, me bañó el gato!
-¡Perdón Esther –dijo la tía- es mi sobrinito pequeño!
-Hay que cuidar a los niños -contestó la vecina y a mi tía parecía que se le iban a reventar los ojos.
-¡Nos vamos ya del jardín! –y cerró la canilla en lo mejor.
Plaf, plof, hacían mis zapatillas y despedían agua por los agujeritos donde pasa el cordón. Tía pasó el trapo de piso en toda la casa por unas pisadas chiquitas como mis pies.
-¡Y a secarte el cabello! –dijo con el toallón en la mano.
Casi me deja sin cabeza y como me quejaba decía “¡lo hubieras pensado antes de mojarte!,¡y tu madre que no te deja una muda de ropa!”
Después el enojo se le pasó porque jugamos a disfrazarnos. Tía me hizo poner una blusa y un pantalón de ella, me ató un cordón en la cintura para que no se me cayera el pantalón y dobló las mangas que me llegaban a las rodillas. Me miré al espejo y me vi muy divertido.
–¿Y vos tía de qué te vas a disfrazar? –le pregunté.
–¡Nene, no estoy jugando y este no es ningún disfraz! Y ahora quedate un rato en la cama sin molestar.
– No estoy molestando –expliqué- me estoy comportando como en mi casa, como me dijo mamá.
-¡Con razón, ese es el problema!
La tía Alicia se sentó en el sillón, estaba cansada y eso que mamá dice “tu tía no hace nada, como no tiene hijos”. Para dejarla descansar me quedé en la cama como ella me dijo, por eso el último enojo de la tía es el que menos entendí.
-¡Ni se te ocurra sacar los pies de la cama! –gritó desde el comedor.
Yo respeté sus indicaciones. Ella entró corriendo al dormitorio cuando escuchó el crac, cric, crooc que hizo la madera. No era mi culpa, lo único que hice fue saltar.
-¡La cama! – gritó la tía y se quedó sin voz.
Cuando mamá vino a buscarme revoleaba los brazos, pero no se le escuchaba lo que quería decir.
En el auto mamá me preguntó:
–¿Qué hiciste Marquito?, quiero saber la verdad.
Y se la conté:
–Ayudé a la tía a regar las plantas, dejé que me pusiera este disfraz y después me quedé en la cama como ella me dijo. Ahí fue cuando la cama se rompió, porque está muy viejita.
–Sí, está vieja –dijo mamá- es hora de que tu tía haga un cambio de muebles y de vida.
Desde ese día no sé nada de la tía. Espero que esté contenta durmiendo en la camita nueva.

26 comentarios:

  1. Ja,ja,ja, Me encantaría ser tía...Alicia se lo pierde, no hay nada más lindo que regar y mojar todo...disfrazarse y saltar en la cama y después jugar a dígalo con mímica y comer helados!!
    Te portaste muy bien Marcos... como en tu casa!!!

    Besos Tihada.

    ResponderEliminar
  2. Después de todo mojar un poco el jardín no es tan grave, pero lo de la cama si estuvo gordo eh!!
    La próxima que pruebe con una colchoneta a prueba de sobrinos y listo!!
    Muy buen cuento Tihada!
    Un saludo
    Migue

    ResponderEliminar
  3. Hola Adriana!
    Me encanta como disfrutás de los cuentos, se me ocurre que así disfrutás de la vida!
    Vos sos una de esas personas que me hacen dar ganas de escribir de lo que sea!
    Gracias!!!
    ABRAZOS!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Migue!
    Me parece que Alicia va a tener que hacer toda la casa a "prueba de sobrino"!
    En cuanto a saltar en la cama, ah, es tan lindo!
    Gracias Migue, me encanta tu visita!

    ResponderEliminar
  5. Marcos es un sobrino ideal,lástima que tiene una tía equivocada...
    Me encantó este cuento que nos dibuja con trazos cómicos el retrato de un niño y desliza una crítica amable a quienes no se permiten jugar y entrar en el mundo mágico de los niños.

    Un abrazo y buen comienzo de semana!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Sandra!
    Hacés referencia a "quienes no se permiten jugar", y me quedo pensando en tantos adultos que suponen que "la madurez" o "el tener un determinado rol" no es compatible con jugar. Sin embargo sin juego no hay creación y el juego no tiene edad ni prejuicios (nosotros sí)

    Gracias Sandra, tu lectura de los cuentos siempre me lleva a reflexiones, a nuevas búsquedas y, en este caso a seguir jugando que es lo mismo que decir seguir creando.

    Un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Tihada! Qué lindo recibir sobrinos, si son como Marcos, mejor! Volver a disfrutar jugando, eso que ya no hacemos desde que los hijos crecen..., y así parece que nos acabó la excusa para los disfraces, las peli infantiles, hay, quiero mas!
    Un abrazote de luz amiga, Mirta

    ResponderEliminar
  8. Hola Mirta!
    Y habrá que seguir jugando, darse permiso aunque los hijos estén grandes, con la única excusa que lo hacemos porque tenemos ganas!
    Gracias por tus abrazos de luz y por tus palabras!
    Un abrazo apretujado!

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado el cuento. Los adultos y los niños somos más parecidos de lo que pensamos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hola Akua!
    Gracias por tu comentario!
    Sos bienvenida!
    ABRAZOS!

    ResponderEliminar
  11. El cuento es hermoso. Me gustò mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias Gaucho!
    Abrazos para vos!

    ResponderEliminar
  13. GENIAL,picardías de Brisas o ventarrones en pequeños pies de sobrinos, nietos ...hijos,saberlos disfrutar y retener en el corazón es, a veces lo que nos queda.

    ResponderEliminar
  14. Hola Cristi!
    Me alegra mucho que pasés por el blog! Sos una de mis primeras lectoras y me diste ánimo para armar este espacio!
    Y como en todos los vínculos Cristi, hay que intentar guardar los buenos momentos compartidos en el corazón y, cuando sea necesario, recordarlos.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Precioso cuento Tihada, Marquito "el travieso" es tan fuerte como personaje, se roba el corazón tanta inocencia...
    Abrazo gordo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Ev!
    Me gusta amiga tu mirada sobre los personajes, cómo te detenés a captar su esencia, como lo hiciste con Casiano.

    Te felicito Ev por tus logros, por esos hermosos proyectos que se hacen realidad! Te merecés lo mejor!

    Un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  17. Que tia más bruja, la odeo (como dicen los chicos) jaja, Marquito se merece una tia más chuli. Muy buena descripción desde los ojos de un niño, amiga, conserválos siempre. Besitos.

    ResponderEliminar
  18. Hola Melody!
    Está bueno tu comentario sobre la tía, jaja, habría que contar la historia desde su mirada para saber qué opina!

    Gracias por tu deseo y un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Hola Tihada,,,,como siempre tu cuento excelente y los personajes maravillosos,,,,Besitos...

    ResponderEliminar
  20. Vaya, como hecho de menos esas locuras de niño,yo he sido muy juguetona con mis hijos y ahora, ya no me dejan, me dicen: ¡Para mamá, que ya no tienes edad! y yo les digo; ¡núnca abandoneis al niño que teneis dentro. Precioso Tihada.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  21. Hola Lola!
    Como vos decís, de eso se trata, de no abandonar al niño con su juego, su espontaneidad, su capacidad para disfrutar el momento!
    Gracias por tus palabras!
    ABRAZO!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola amiga!Vine a traerte un regalito,pero como sé que estás muy ocupada no te preocupes,yo te lo guardo y podés pasar cuando quieras(está en mi blog de premios)

    Felices sueños!

    ResponderEliminar
  23. Hola Sandra!
    ¿Cómo adivinaste de mis ocupaciones?
    Es verdad, pero para recibir un regalo siempre estoy dispuesta!!!
    Allá voy!
    BESOS!

    ResponderEliminar
  24. Me encantó, Tihada, has hecho una perfecta descripción del pensamiento de un niño, y la historia es fantástica. Un besito y gracias por tu cariño.

    ResponderEliminar
  25. Gracias a vos Elizana, por tus comentarios y por todo lo que ofrecés en tu espacio!!!
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar